El corazón de una madre es un abismo profundo en cuyo fondo siempre encontrarás el perdón.

Honoré de Balzac

 

Ayer te fuiste lejos.

Volverás,

pero hasta que llegue ese día

te echaré tanto de menos.

No podré darte un beso,

pero hablaremos gracias a esos móviles

que a veces detestamos.

Sabes que aunque estemos lejos

estoy a tu lado

Como siempre en tus dudas, tus miedos…

Y hasta que dure mi camino yo estaré

para que el tuyo sea lo más liviano posible.

IMG-20181021-WA0003.jpg

Anuncios