¿Si gritara me oirías?

Porque cada palabra que te escribo grita, pero tú no la oyes.

Se escuchan las notas de un piano a través de la ventana, desde donde te sueño.

Voces que oye mi corazón, pero ninguna es la tuya.

El tiempo, la distancia trae el olvido.

Pero ni el tiempo, ni la distancia me hacen olvidar.

Aunque haya dejado de desear, no he dejado de soñar.

Sueños imposibles o simplemente los sueños, sueños son, como dijo Calderón, no me despiertes, si duermo.

 

shutterstock_435449356

Anuncios