maatHabía sido elegida para ser sacerdotisa. Durante siete años recibió enseñanzas generales sobre el universo y entrenamiento para manejar los centros energéticos más bajos del cuerpo. Aprendió a superar el miedo…

Se llamaba Maat, como la diosa que simboliza la Verdad, la Justicia y la Armonía Cósmica. Representa el equilibrio, la armonía del universo tal y como fue creado al principio.

Cuando cumplió 20 años conoció a un joven. Se llamaba Shakir que significa “agradecido”.

Pero ella no podía enamorarse, tenía que seguir siendo virgen. Su único amor era su dios Ra.

Ella no dejaba de pensar en él y se veían a escondidas. Su amor fue en aumento y cada vez sus citas eran más frecuentes. Sabían que su amor era imposible, pero podía más que ellos. No querían renunciar a algo tan maravilloso.

En uno de sus encuentros un sacerdote del templo los vio. No dijo nada. Pero a partir de ese día no le quitaba ojo a Maat. La siguió varias veces y siempre era para encontrarse con Shakir.

El sacerdote comunicó lo sucedido y unos soldados fueron a por Maat.

La llevaron ante el Sumo Sacerdote. Este le dijo que tenía que pagar por su desobediencia y Shakir por seducirla.

Maat suplicó por la vida de Shakir, pero no la escucharon y Shakir fue muerto.

A Maat la condenaron a morir en el desierto sola, sin agua y sin comida.

En la soledad del desierto y bajo el sol abrasador del día y el frío de la noche le preguntaba a su dios ¿por qué?

Ellos sólo se amaban y ella seguía adorando a su dios. Por qué las dos razones de su vida, las que más quería, no podían ser compatibles. Sentía amor por los dos y dar amor es lo que había aprendido desde pequeña y no entendía que se lo arrebataran. Culpaba a su dios del daño que le habían causado. Pero en su último aliento se dio cuenta que el culpable no era su dios, eran los hombres que son los que deciden que está bien y que está mal.

PP225Diosa Maat

Anuncios