La habitación silenciosa y en penumbra, tumbada en la cama acurrucada, todas mis inseguridades vienen a acompañarme.

Se escucha un murmullo en la calle, pasan coches, gente y distraen mi atención por un instante.

Vuelvo a mi silencio, deseo dormir, no pensar, no soñar.

El enjambre que hay en mi mente lo tengo que deshacer, amor, dudas, miedos, mentiras, verdades, distancia, esperanza, desilusión…

Pido una prueba… escuchar lo que dice mi alma…sólo hay silencio, silencio que grita demoledor.

No tengo limpia mi mente, no tengo paz.

Busco un lugar donde encontrarme con mi alma.

Solo desde la tranquilidad, el sosiego y la paz podré escucharla y su voz llegará a mi corazón y mi boca sabrá qué decir y mis palabras estarán llenas y saldrán de la penumbra de mi habitación.

Entonces descansarePreguntas.PNG

Hay tantas preguntas y no tengo respuestas.

Anuncios