En qué nos hemos convertido…en qué mundo vivimos…cómo puede ser el ser humano tan injusto…cómo puede haber personas sin corazón, sin escrúpulos…y cómo se puede mentir tanto…

Así podríamos enumerar infinidad de adjetivos al ser humano, pero creo que ya son suficientes, no vale la pena, porque no hay suficientes palabras para definir a una gran mayoría de personas insensibles ante la injusticia, ante el dolor de los demás…sólo tienen pensamientos y deseos por el dinero y el poder.

Casi siempre el poder y el dinero van unidos y los dos unidos a la justicia es una mala combinación, unos corrompen a los otros.

Ante tanta codicia… y Dios sabe cuántas más cosas, ves como les da igual que la gente pase hambre, que hayan guerras, deportaciones, frío, dolor, sufrimiento…lo importante es tener el dinero a buen recaudo y que los “de a pie” carguen con el peso de lo que ellos no pagan.

¿Acumular fortuna para qué? porque tal vez eso les salve de la muerte…pues no, se irán a criar malvas como todos y seguramente para quien crea en ello lo pagaran, puede que en esta vida y sino en la próxima. Nadie se salva de la justicia que aunque es ciega no es tonta y si no la hay humana la hay divina.

dinero-sucio

Anuncios