“Y sin amor todo es nada” Santa Teresa de Jesús

Escribo tus recuerdos porque no puedo olvidarlos, esos recuerdos que duelen y que me ahogo en ellos. Y tu recuerdo me hace prisionera y quiero mi libertad.

No sé si me enamoré de ti o de la idea que me forje de ti, de cómo yo te percibía, te sentía, no de cómo realmente eras.

En mis largas noches de insomnio, mi mente se llena de ti. Pensamientos que entran y se acomodan sin querer salir, gritan tu nombre mezclados con la pena y el dolor.

Duermes en mis sueños y has de salir de tan cómodo lugar, dejar espacio, silencio… para poder llenarlo de luz. Una luz que ilumine mi camino y volver a empezar a andar sin mirar atrás para no convertirme en sal y sin mirar atrás porque el camino andado ha desaparecido.

No quiero recuerdos que duelen, solo quiero recordar la sensación que me dejaron sin ponerle rostro al recuerdo.

Ahora quiero imaginar y no recordar. Imaginar mis deseos sin ti.

Insomnio

Anuncios