La habitación silenciosa y en penumbra. Tumbada en la cama, acurrucada, todas mis inseguridades vienen a acompañarme, quiero escapar de mis pensamientos.

Se oye un murmullo en la calle, coches que pasan distraen mi mente por un instante. Deseo dormir, no pensar, no soñar. La maraña que hay en mi mente la tengo que desenredar, amor, dudas, miedos, mentiras, verdades, distancia, esperanza, desilusión.

Pido una prueba, escuchar lo que me dice mi alma.

-¿Olvidar?-

-¿Continuar?-

¿Qué dice mi alma?, no la oigo, no llegan sus palabras, solo silencio, silencio, no tengo limpia mi mente, no tengo paz. Busco un lugar donde encontrarme con ella.

Sólo desde la tranquilad  y el sosiego, podré escucharla. Ese día podré dormir.

En la habitación

Anuncios