¿Recuerdas ese día?

El ocho infinito, como infinito es mi recuerdo.

¿Recuerdas mis ojos?

Dicen que los ojos son las ventanas del alma. Yo me equivoqué al mirar los tuyos. Tú no te equivocaste al mirar los míos.

¿Recuerdas el Sol?

Sus rayos guiaban nuestro camino. Calentaba nuestros cuerpos al caminar.

¿Recuerdas el aroma a azahar?

Los naranjos estaban en flor y el aroma del azahar inundaba las calles. El aire transportaba su olor por donde caminábamos.

¿Recuerdas aquel lugar donde el sueño se hizo realidad?

Entregados al amor soñamos y brindamos por los sueños y la esperanza. El sueño se hacía realidad y la realidad parecía un sueño.

¿Recuerdas el adiós?

Los sueños se rompieron y la esperanza se quebró.

El ocho infinito es el día y la noche, la luz y las tinieblas, el nacimiento y la muerte, el amor y el desamor…el principio y el fin.

ocho infinito

Anuncios