Muy bien princesa de la noche…trazando surcos sobre la piel de tu espalda .y esperando que te gires y mirar el brillo de tu mirada

 Pues tus deseos me gusta complacerlos, así que me doy la vuelta para que mires mis ojos y veas el brillo que destilan cuando te miran, diciéndote infinidad de sentimientos, dándote ternura y pidiéndote tu amor….

 Claro que si, mis manos van y vienen rodeando tus piernas, los dedos se deslizan por ellas, y dejo mi dedo corazón que vaya por entre ellas, en una suave caricia, que te sube el calor, y te cosquillea por todo el cuerpo. Me aplico bien, no dejo un poro sin acariciar, me gusta verte boca abajo, con tu pelo envolviéndote, sometida a mis suaves caricias, con tu pantalón en los tobillos, y tu prenda íntima que me deja ver tu precioso culo…

 A mi también me gusta estar así, sabiendo que tú me miras y cuidas de mi, tocándome con suavidad cada trozo de mi cuerpo, esperando que termines de quitarme la ropa, me gusta que me mires que te deleites mirándome, que lo que ves te haga sentir deseo y que todo lo que ves es tuyo para que hagas lo que desees, te aproveches de él, porque yo quiero que lo hagas, cojas lo que desees y goces y me hagas gozar a mi……noto tus suaves manos como rozan todo mi cuerpo, mi espalda, mis piernas y por entre las piernas…..

Las piernas aún cerradas entre si, el pantalón por fin por el suelo, tu cabeza a veces mirando hacia atrás. Tus manitas atadas a la cabecera de la cama. Mi boca en tu culo,  con mi lengua yendo y viniendo lentamente. Besos, mordiscos, y ternura en tus caderas, tus bragas en los tobillos, tu cuerpo a mi merced, mi deseo disparado…..

 Tu deseo es mi deseo….yo sabré saciar ese deseo que despierto en ti…mis piernas al paso de tus manos empiezan a abrirse ya no pueden contenerse…empujo con mis pies las bragas para terminar de quitármelas y así poder abrir las piernas para que tus manos pueden llegar a mi sexo con entera libertad….pidiendo de esta forma que lleguen a él para ser saciado y comenzar a estallar de placer, ese placer que tú solo sabes darme….

Mi deseo es hacerte feliz, mi deseo es llenarte de ternura. Dibujarte con mis manos, conectar cada poro de tu piel. Conocer cada lunar de tus muslos, oler tus bragas al quitártelas, acariciar sin parar tus piernas cerradas, y pasar cuidadosamente el dedo corazón de la mano por tu culo, lentamente… y acariciar un poco más abajo, tan sólo rozando el extremo de tu sexo, la punta más exterior que te hace ver que estoy por ahí, besando tu cuello mientras pasa todo esto, echándote mi aliento en tu oreja, para derretirte, buscando con mis labios los tuyos…

Sabes ponerme en ese estado de deseo continuo, que no quiero que llegue el final, porque me gusta estar en excitación constante, en el que tus juegos sobre mi piel me hacen sentirme tan bien. Con mis manos atadas, no puedo tocarte, solo lo haces tú, tus manos recorren mis sitios más íntimos por donde sabes que mi excitación aumenta, tus dedos por mi culo y bajando hacia mi sexo, ese recorrido es sublime y al tiempo besándome, no puedo pedir más. Me inclinas hacia un lado para poder meter una de tus manos y coger mi pecho, para tocarlo al tiempo que con la otra mano tocas mi culo y mi sexo y tu boca me besa los hombros y el cuello….pasas tan suave los dedos por mi sexo que me vuelves loca, quiero que aprietes mi clítoris y lo retuerzas, que lo prepares para comértelo, quiero ponerme de rodillas siguiendo atada, para que tu metas tu cabeza por debajo y empieces a comértelo y alargues las manos hacia arriba y toques mis pechos que cuelgan debido a la posición y mis manos atadas hacen que este aún más excitada.

2700983

Me tumbo a tu lado, mi cara se acerca a la tuya, paso mi brazo bajo tu cuello, tus manos atadas… tu boca sobre la almohada, tu cabeza girando a un lado y otro, mi boca en tu cara, mi boca en tu pelo, mi boca en tus orejas, mis manos recorriendo tu cuerpo, mi mano lentamente dibujando tu piel. Los dedos separados, y esa suave caricia sobre el canalillo de tu culo, de tu final de espalda justo sobre tu sexo, es un roce lento y que te mata. Ese roce es el esperado, el que hace endurecer tus pechos bajo tu peso. Mi boca te recoge el pelo, te besa en la frente a la vez que mis dedos juegan en el vértice de tu sexo. Tu culo se endurece, y tu no puedes acariciarme, sólo prestarme tu lengua, para que me la trague.

 Te deseo esta noche horrores…te salva que estoy atada, si no estaría tocando todo tu cuerpo, cogiendo tu cara, pero así saco mi lengua para que la cojas con tu boca, me gusta tanto besarte y que cojas mi lengua con tus dientes y me la muerdas, la empujes y me comas a besos. Sigue tocándome como tu sabes hacerlo, saca todo mi fuego y caliéntate en el, porque todo es para ti.

Me alegro que me desees, que no tengas otro pensamiento, que sólo pienses en mí……

 

 

Anuncios