Tú eres mi tentación, haces que salga mi lado oscuro, ese que tanto te gusta, porque pierdo el control y ahí estas tú para guiarme, yo dejo que lo hagas te gusta dominar y a mi me gusta obedecer, pero sabes que la que está dominando soy yo, te vuelvo loco, mi sensualidad te pierde, es innata en mi, un solo gesto, una mirada…la provoco.

Deseas impaciente verme y nuestros encuentros son como un volcán en erupción, la lujuria se desata, nuestros cuerpos queman cuando se rozan, las manos los recorren, conocen cada rincón de la piel, tu boca se acerca para morder mis labios despacito y suave, recorres mi cuello, siento tu aliento caliente sobre él, mi piel se eriza, coges mi cabello y lo apartas de mi cara. Te gusta mirar a mis ojos, porque sabes que te hablan, conoces su idioma y te gusta lo que ves a través de ellos.

Conoces mi cuerpo pero también mi mente, sabes darme lo que me gusta, serías capaz de traerme la Luna, pero sabes que nunca te lo pediría porque con tenerte a mi lado toco el cielo…………………

-¿María José pero qué haces estas soñando despierta? ¿Dónde crees que estás?

-Estaba en el séptimo cielo hasta que tú has llegado, ¡pero qué ocurre, cuanta impaciencia!.

-¿Has hecho lo que te pidió el jefe?

-Pues claro, estaba en ello.

-Jaja en ello? no puedes haberlo hecho, tu cara no era de estar haciendo un informe. A ver enséñamelo.

-Eres una cotilla.

¡Cómo no!, se puso a mirar el ordenador y comenzó a leer…tú eres mi tentación…….

-¿Desde cuándo escribes tú estas cosas?

-Pues desde hace tiempo, no sé que me ocurre que cuando voy a escribir algo se me va por el lado erótico festivo.

-¿Y tienes más historias?

– Sí, tengo unas cuantas.

– Pues déjame que las lea, deben ser interesantes

– Jajaj interesantes, es que quieres aprender para practicar o qué

– Pues no me vendría mal

– Pues entonces te voy a dejar que leas uno y lo pones en práctica con ese marido tuyo que me parece que es más soso.

-Muchas gracias es que le quiero dar una sorpresa.

-Pues léete “Juego Dulce”, ahora te lo envío por correo electrónico, pero tienes que intercambiar los papeles, lo que hace el hombre en el relato lo haces tú y lo del principio te lo saltas, porque si lo haces todo de una vez le va a dar un patatús al pobrecillo.

Eres mi tentación

Al día siguiente llegué impaciente a ver como le había ido, la vi llegar y le dije que fuéramos a la cafetería a tomar un café para que me contase como le había ido.

-¡Madre mía! no sabes como puse a mi marido anoche, se quedo con la boca abierta, cuando le eche el chocolate por encima y se lo chupe….¡Dios mío fue magnifico!.

-Anda que ya os vale, a ver si echamos más imaginación.

-María José tienes que hacerme otro favor, has de dejarme otro de tus relatos, no sabes lo bien que nos lo pasamos.

-Qué pasa que solo sabías hacer la postura del misionero.

-No te pases tampoco es eso.

-Vale, vale, te pasaré otro para que te des otra alegría. Tendrás que pagarme el desayuno durante un mes a cambio de mis relatos.

-Trato hecho

Así conseguí desayunar durante un mes de gorra.

Si se entera mi jefe a lo que me dedico en mis ratos libres….igual me sube el sueldo.

Nota: cualquier parecido a la realidad es pura coincidencia.

Anuncios