Si no son los peldaños es el ala que te despierta y que te grita: ¡Sube! ¡Sube sin timidez, no te abandones; si te asusta volar, hay escalones!

Almafuerte

Llevo días queriendo escribir, pero mi mente anda algo ocupada.

A veces creo que pienso demasiado las cosas mirándolas desde muchos puntos de vista. Soy exigente conmigo misma y me duele equivocarme y arrepentirme de mis decisiones, pero peor es arrepentirse de lo que no haces. Cuántas veces hago algo y en el mismo instante que acabo de hacerlo ya me estoy arrepintiendo de haberlo hecho…..un mensaje que cuando le das a “enviar” dices: Dios mío qué he hecho!

Puede que mi vida este llena de equivocaciones, pero sé que he evolucionado gracias a ellas. He conseguido ser mejor persona y más inteligente, pero nada ha sido gratis.

Quisiera no volver a equivocarme más, pero eso es tan difícil. Cada equivocación es subir un escalón que te lleva a la cima. Una cima que creo que he subido muchísimas veces y que cuando sólo me faltaba un peldaño he caído de nuevo, unas veces a la mitad de la escalera y otras al principio de nuevo.

Pero sigo intentando llegar a la cima, para poder bajar por el otro lado despacio y con tranquilidad, para que cuando llegue de nuevo al pie de la escalera tener paz e irme con paz y saber que mi vida no ha sido en vano, que he hecho de ella lo mejor que he sabido, que he ayudado a quien me lo ha pedido y sentirme agradecida de mis logros y fracasos, ya que de esos fracasos nacieron mis logros.

Imagen del blog

Anuncios